domingo, 25 de abril de 2010

Después de la tormenta llega la calma

Por fin mi padre está en casa, después de once días ingresado, los médicos han dicho que aunque fue un infarto bastante jodido y su delicada salud, se ha recuperado estupendamente, ahora tendrá que llevar una vida más calmada (antes tampoco es que estuviese muy estresado ya que es jubilado), el tema de las comidas es donde mi padre lo va a pasar peor, porque eso de que las comidas no tenga sal, pues como que no le hace mucha gracia, pero tendrá que acostumbrarse, hacer algo de ejercicio suave, le he dicho que se venga al Taichi conmigo pero no hay manera y un montón de medicación que le han recetado. Yo le digo que es un envidioso, ya que tiene de todo (azúcar, tensión alta, problema de bronquios, ahora el infarto) que deje algo para los demás, con mis burradas por lo menos consigo sacarle un sonrisa.

El pobre mío todavía tiene el susto en el cuerpo, pero supongo que será normal los primeros días, porque yo me pongo en su lugar y pienso que algo asustada estaría también, además cuando la gente te cuenta (sin tacto ninguno), "a mí me ha dado ya tres infarto y mira lo bien que estoy!"..., en fin un poco de consideración.

Yo estoy un poco cansada emocionalmente y físicamente, emocionalmente porque me he llevado
un susto tremendo, mi padre y yo peleamos mucho, pero no podemos pasar el uno del otro, en
mi familia hemos pasado todos mucho, sino ha sido uno ha sido otro, pero son males que se van llevando, pero cuando es algo de este calibre y como nos lo pintaron los médico, pues es complicado de digerir.
Físicamente, pues quien desgraciadamente haya estado en un hospital sabrá que aunque esté en un sillón sentado, cansa y mucho, esta semana pasada pedí permiso en el trabajo por la mañana para quedarme con mi padre, pero por las tardes iba a trabajar..., ha sido una semana de locos para arriba y abajo, estoy totalmente agotada.

Bueno ya pasó todo y esperemos que no se vuelva a repetir, le he dicho a mi padre que prohibido más susto.

Quiero dar las gracias a todos por vuestras muestras de cariño. Sois los mejores, hacéis que las cosas se lleven mucho mejor. Gracias.

5 comentarios:

Marino Baler dijo...

Me alegro que ya vuelvas a la normalidad y lo más importante, que todo haya salido bien. Ya verás como a partir de ahora todo va mejor.

Un besset.

kpa dijo...

Me alegro mucho de las buenas noticias...
Te entiendo perfectamente,también nosotros henos tenido sustos bastante gordos y hemos estado bastante de hospitales...siempre digo que nos tendrían que hacer una tarjeta de "clientes habituales"..jajaaa,bueno,fuera de bromas,las horas en el hospital se hacen eternas,pasan las horas,los días...y tú sentado en el sillón,sin poder hacer mucho..pero es una situación de mucho desgaste físico y sobre todo emocional...

Lo importante es que el susto ha pasado..ahora toca tranquilidad...
Cuidaros mucho...

Sandra dijo...

Bueno poco a poco, ahora esta muy reciente y teneis el susto en el cuerpo. Ahora a tomarse la vida con mas tranquilidad. Que gracias a Dios ha salido de esta.

Muchos besos guapa.

MAYTE dijo...

Me alegro que todo quedara en un susto, ahora a cuidarlo y vigilar que no se pase en las comidas.
Te entiendo perfectamente los Hospitales queman mucho.

Muchos besos.

Rose Holiday dijo...

Pues respira,mi niña....que ya pasó todo ;)
ahora un buen descanso y un caldito en casa,que eso cura tos los males.
Un abrazo,y alegrándome...
:)