lunes, 18 de junio de 2018

Reflexión...

No sé si somos inconformistas por naturaleza o es que vivimos en un mundo que va acelerado e igual que su tecnología que nos hartamos de todo en nada de tiempo y tenemos que pasar a otra cosa en breve porque entonces entramos en depresión. Creo que no sabemos disfrutar de lo que tenemos, no lo valoramos. Deseamos algo y luchamos por ello y cuando lo conseguimos nos hartamos como si no hubiésemos valorado el esfuerzo para conseguir nuestro objetivo. Y así una cosa y otra..., para finalmente sentirnos frustrados. Y no nos damos cuenta que lo que vale la pena no es el objetivo en si sino el camino que nos lleva a ello que a veces puede ser tortuoso y sacrificado, pero a pesar de todo lo que te da la felicidad del objetivo son los pasitos que vas dando hasta conseguirlo.


         

Nota:
En otro orden de cosa; me viene bien el tema para decir a toda aquella gente que estaba harta del tiempo que teníamos y quieran calor..., los 38º se lo instalaba yo en su casa todo el año.  

lunes, 4 de junio de 2018

Moncloa of Cards

Estos días que tenemos un panorama político un poco agitado por los últimos acontecimientos y eso me recuerda que a veces la realidad supera la ficción. 
La serie House Of Cards es un drama político. Un serie oscura, donde el gran protagonista es el poder. ¿Ideales?¿Qué es eso?. Hay corrupción. Hay intereses personales. Hay pasión. Hay amigos que son peores que los enemigos. Vamos lo que tenemos en nuestro panorama político.
Moncloa Of Cards no le falta ingredientes para convertirse en una gran serie..., eso si a la española y claro como la mayoría de las series españolas que la calidad deja mucho que desear como todos sus dirigentes.     

viernes, 11 de mayo de 2018

Trabajar cara al publico..., Keep Calm

                                

Todos los trabajos tienes sus pro y contra. Hay trabajo perfecto?, si es así que me podéis decir cual para ir echando el curriculum (sino no tengo los requisitos pedidos no importa, ahora se lleva eso de engordar el curriculum). Pero no voy a entrar a valorar los trabajos en los cuales no he trabajado para decir sus cosas buenas o malas. 
De forma general voy hablar de los trabajos cara al publico que de eso si tengo más conocimiento de causa y concretamente el dedicado al sector sanitario. El profesional en cuestión tiene que lidiar con personas con algún problema de salud. 
En todos los trabajos a cara al publico el trabajador tiene que mostrar su mejor sonrisa aunque tengas un día de mierda, pero a la persona que vas atender no tiene culpa de tus "problemas" por llamarlo de alguna forma. Ya tiene bastante en este caso el paciente con sus dolencias para aguantar la cara de malaje del que le atiende. 
También tiene que empatizar con el paciente. Creo que esto es muy importante porque lo tengo más que comprobado que el paciente que es escuchado y comprendido por el profesional que lo atiende mejora su animo independiente del tratamiento terapéutico prescrito. 
Hay gente (en este caso paciente) con un actitud prepotente, exigiendo y tratan al profesional que los atiende de malas formas. A ver este nunca se debe poner a la altura del paciente aunque tengo que reconocer que dan ganas más de una vez mandar algunos donde amargar el pepino. En estos casos la empatía y PACIENCIA hacia esta clase de paciente es fundamental para llevartelo a tu terreno y bajarle un poco los humos. 

Muchas personas que trabajan cara al publico su simpatía brilla por su ausencia, ellos se excusa diciendo que haciendo bien su trabajo, pero precisamente la actitud que tengas hacia el cliente o paciente es parte de su trabajo independiente de que le hagas bien el trabajo requerido. Por ser amable también te pagan. 
Este detalle se olvida en muchos trabajos y nada más te encuentras personas que te atiende que parece que le debes la vida por atenderte. 
Siempre he pensado que ya que tienes que lidiar con las personas mejor hacerlo con una sonrisa y sino te gusta sonreír es una pena porque no estás disfrutando de tu trabajo. 

"Un hombre sin una sonrisa en la cara no debería abrir una tienda". Proverbio Chino

viernes, 4 de mayo de 2018

Un quiero y no puedo...

Cada mañana cuando me levanto me digo "puedo" pero por la noche cuando me acuesto es "un quiero pero no puedo". Debo seguir convenciéndome de que "puedo" cada mañana, porque algunos días en esos "puedo"..., puede ser un gran día y no hay perderse ningún instante porque son pequeños tesoros que te hacen ver que la vida merece la pena a pesar de todo. 

         


viernes, 6 de abril de 2018

Humo

 Mi querido amigo la vida te ha puesto por delante una muy injusta batalla por delante así que ahora más que nunca tienes que demostrar el gran luchador que eres. 

     

lunes, 26 de marzo de 2018

Desconectar....

            

      Tenemos que permitirnos de vez en cuando a darle al interruptor de nuestra rutina

sábado, 17 de marzo de 2018

Café para ti y té para mi.

Llegué 10 minutos antes..., me agobia llegar tarde. Miré a mi alrededor y tú no habías llegado así que me senté en la última mesa que había en la terraza. Hacia buena temperatura y el sol no apretaba con fuerza. Suspiré hondo porque los nervios me podían. Saqué el móvil mostrando la tranquilidad que no tenía. Esos minutos que pasan mientras esperas se hace horas y mirando nada en el móvil apareciste. No se cuanto tiempo pasó pero para mi fue un siglo. 
Fue mirarte a los ojos...,  y ellos ya me revelaron todas tus palabras. Tú sonreías mostrando una tranquilidad que tampoco tenías..., eso siempre me gustó de ti. A las adversidades siempre le ponías una sonrisa, quizás así afrontarlas sería menos dolorosas. 
Menos mal que apareció el camarero para romper el silencio que por un momento se instaló entre nosotros. Un café para ti y un té para mi. Mientras que nos traían lo que habíamos pedido compartimos una conversación trivial.., quizás para no enfrentarnos por lo que habíamos quedado?, o porque no queríamos ser interrumpido por el camarero y que se desvaneciera todas las palabras?. 
Después de dos sorbos a nuestras respectivas consumiciones y unas sonrisas formales para aplacar los nervios que sentíamos ya era hora de poner las cartas sobre la mesa..., quien iba a ser el valiente de dar el primer paso?..., pero en realidad queríamos dar un paso?. Las dudas empezaron a embargarnos..., tus ojos ya no tenían la seguridad de cuando llegaste y eso me hizo dudar a mi también. Quizás nos estamos precipitando. Ninguno de los dos dábamos paso a verbalizar todo lo que nos decíamos con los ojos. Las palabras y las emociones se atropellaban en nuestras cabezas en cambio nosotros parecíamos dos MiMo sentados. 
Entonces recuperando toda la fuerza y la valentía que había perdido minutos antes, quizás horas..., te sonreí y como si un monologuista me hubiese poseído solté mi parrafada..., "no podíamos hacer más difícil aquel momento que teníamos que dar un paso adelante y que ese paso debía ser por separados"..., minutos después de silencio en el cual tú solo me mirabas sin poder articular palabras fuiste capaz de decir..., te quiero.