viernes, 11 de septiembre de 2009

La nostalgia

Me ha parecido muy interesante y me ha gustado un comentario que me ha dejado un blogger@ (muchas gracias Skippie por leerme) en el post anterior. En el hablaba del sentimiento de nostalgia que me invadió reencontrarme con una antigua compañera. Yo no soy muy a dada a divagar mucho sobre temas tan transcendentales como puede ser este, ni mucho menos porque la verdad como dije en un principio al crear este blog me cuesta expresarme y más cuando hablo de sentimientos, no tengo la facilidad que tienen muchas gente de filosofar. Así que simplemente voy a expresar mi opinión sin enrollarme.

Soy consciente que la nostalgia no es buena compañera y en ocasiones nos puede bloquea en nuestra evolución como persona..., pero es un sentimiento/emoción que está ahí y que todos a lo largo de nuestra vida hemos sentido en mayor o menor intensidad. Yo pienso que hay persona digamos que somos más "débiles" emocionalmente y nos enganchamos más pronto a ese sentimiento porque no valoramos el presente, siempre estamos viviendo en el pasado o futuro y nos perdemos lo más importante que tenemos el "ahora".

Por mi parte lo que nunca he permitido que la nostalgia me arrastre a un bucle donde no pueda salir fácilmente, aunque a veces no se puede evitar que este sentimiento te invada y más cuando por circunstancias de la vida las cosas no te son tan favorable. Lo importante es dejar pasar ese sentimiento/emoción como si se corriese un tupido velo.

11 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Bello.. que decirte si en tu escrito esta todo perfectamente plasmado..

Un gusto siempre visitarte..

Un abrazo

Saludos Fraternos
Que tengas un buen fin de semana

Girl From Lebanon dijo...

Hay que sentir la nostalgia con la suficiente distancia como para que no nos atrape...lo que tu dices...dejarla pasar...

Bss y feliz finde!!!

Laurika dijo...

La nostalgia saca a pasear todo aquello que ha quedado escondido en un rinconcito de nuestro corazón. Un gran blog el tuyo, da gusto leerte.

P.D: si te gusta la poesía (o una copia imperfecta de ella) pásate por www.sintemaniestructura.blogspot.com (entre bloggeras hay que apoyarse no?) Gracias de antemano. Un saludo

Sandra dijo...

El problema es q la nostalgia a veces es buena y a veces no tan buena. No siempre se mira atras con alegria...

La mayoria de las veces, a la nostalgia la acompaña la tristeza.

Feliz finde guapa.

Skippie dijo...

Hola Castee,

Muchas gracias por hacer referencia a mi comentario y por ser tan sincera al hablar de tus emociones. Debo reconocerte que hace unos años yo era la pura imagen del "ser nostálgico". Por circunstancias de la vida, me vi obligado a desplazarme a un lugar lejos de mi sitio de procedencia y de mis raíces. Mi situación no era buena, tampoco hacía demasiados esfuerzos por adaptarme y esto hacía que mi mente volviese atrás, mitificando aquel tiempo pasado en el que había sido feliz. Los días pasaban grises, uno tras otro, una sucesión de números sin importancia en los que tan sólo valía la pena el recuerdo del pasado. Hacía planes para volver allí tan pronto como me fuera posible, mi felicidad se basaba en el recuerdo de aquella etapa feliz y en la esperanza de un futuro mejor que, sin duda, llegaría, y que no sería ni más ni menos que una especie de regreso al pasado. Fue uno de los periodos más lamentables de mi vida. Pasó hace muchos años y, afortunadamente, puedo decir que he cambiado mucho como individuo, y que conozco muy bien las trampas de la nostalgia como para dejarme envolver de nuevo por ellas. A este respecto, creo que la frase más brillante que he leído la dijo John Lennon: "la vida es lo que sucede mientras estás haciendo planes".

El gran problema de la nostalgia es que te obliga a expoliar el pasado, como quien roba una piramide repleta de tesoros milenarios. Lo mejor del pasado y de los gratos recuerdos es que están ahí, para siempre, no se van a ir, y nuestro deber hacia nosotros mismos como personas es buscar muchos más recuerdos aún, para evolucionar, para vivir más, para enriquecernos y para tener una existencia plena. El pulso vital se siente cuando navegas acorde con la vida, y no cuando te emperras en detenerte y en volver la vista atrás. Me ha llamado la atención cuando dices: "hay personas digamos que somos más "débiles" emocionalmente". Si me permites que me meta donde no me llaman, y sin querer parecer dogmático, te diré que me parece un error considerarte a ti misma "más débil" por naturaleza, porque eso te va a poner más trabas a la hora de intentar un cambio, es como una especie de justificación para seguir igual. Es cierto que la vida nos plantea escenarios muy difíciles, a veces muy duros, pero todos tenemos en mayor o menor medida la capacidad para adaptarnos a ellos, para asumir las cosas y tratar de mejorarlas -y mejorarnos- en la medida de lo posible.

En fin, no creas que pretendía darte "enseñanzas sobre la vida", ni mucho menos, tan sólo he tratado de dar mi opinión con total humildad y el respeto que me mereces. Sucede, como he dicho antes, que este tema lo conozco mucho y por eso me apetece participar en él. De todos modos, cuando uno cambia el chip, cuando tu pasado es algo grato, pero no dejas de aplicar sobre él una mirada crítica, enseguida surge una pregunta: "¿Seguro que era tan perfecto e ideal como pensaba?". Y te das cuenta de que tampoco era para tanto, o al menos no tanto como lo que te puede pasar hoy mismo, a la vuelta de la calle, si crees que la magia aún existe y que ocurre cada día.

Jorge dijo...

Para un rato vale, pero para mucho cansa. Soy de los que odian que en las cenas se pongan a cantar sintonías de los 80 y cosas así. Recordar el pasado? Sí. ¿Echar de menos aquel viaje? Claro. ¿Anclarme? Nunca, siempre pienso en el próximo viaje y en los próximos días.

Sunny dijo...

Hola Casteee. Me paso por aquí y leo un post tan sentido... es como si estuviera hablando yo, pero gracias a dios o a nosé qué, o sí, (a mi propio trabajo conmigo misma),ya estoy logrando pensar diferente en según qué cosas.
No es que no valoramos el presente, querida Casteee, sino que estamos tan ocupadas pensando en el futuro que, de repente, aquel presente ya pasó.
Me alegra ver que no te quedarás en ese sentimiento que describes.
Besinos.

Sunny dijo...

Ah! se me olvidaba. Encantada de conocerte:D

* Raquel * dijo...

La nostalgia a mi me visita a veces días enteros. Puede que vea una foto, pase por algún sitio de mi infancia o me encuentre con alguien y ya está, aparece.
De todas formas he aprendido que la nostalgia es algo que siempre estará ahí, porque la gente va, viene, algunos vuelven, otros han estado ahí siempre... Es así. Es inevitable añorar lo que ya pasó.
Un besito! :)

MAYTE dijo...

No es malo sentir nostalgia del pasado, de tiempos mejores, lo que no podemos permitir es que nos atrape tanto, que no nos deje vivir el presente.

Besos.

kpa dijo...

la nostalgia?... no sabia que fuese tan admirada , y criticada, buena , mala... ¿quien lo sabe?..
para mi es un refugio en el que me siento fuerte y a salvo, quizas herido, unas veces moribundo, que más da ... para mi la nostalgia , no es tan mala....en pequeñas dosis, o en su justa dosis.. je je
hay cosas mucho peores