viernes, 6 de marzo de 2009

Despues de la tormenta llega la calma

El temporal tocó tierra y por un momento fue debastador, pero intenté estar a la altura de las circunstacias que no fueron fáciles. Por un momento me sentí pequeñita como un bebe, totalmente inofensiva, una sensación como si la tierra me estuviese tragando y yo estuviese luchando por no dejarme llevar.

Cuando todo pasó, me derrumbé, lloré y lloré para que las lágrimas limpiara mi alma y mi corazón. Al día siguiente el sol volvió a salír. Despúes de una semana siento aquello como una mala pesadilla que el destino ha querido que fuese real.

Seis cosas que me colma de felicidad

- Acostarme cada noche pensando que el día que he vivido ha merecido la pena.

- Pasar tiempo con los amigos.

- Salir a pasear.

- Viajar.

- Ver una buena pelicula.

- Tener alguien "especial" a quien "abrazar".

Muchas cosas más... yo paso la pelota pues todo aquel que le apetezca hacerlo!

3 comentarios:

Rose dijo...

Al final,lo bueno dela vida consiste en saborear esos momentos especiales.
Enhorabuena por haberlos encontrado,eso ya es mucho!!!!

Sandra dijo...

Despues de la tempestad siempre llega la calma, aunq a veces esa calma nos deje a la deriva.

Un besito.

Bolzano dijo...

Estaba pensado en viajar con los amigos; tan sólo llegar, dar un paseo por los alrededores y ver una película en su compañía para después irme a la cama, pensando que el día seguro que ha merecido la pena.

Gran filosofía de vida y sencilla a la par.

PD: Me faltaba el abrazo...