jueves, 12 de noviembre de 2009

"Ahora te pincho, que me llama la Jeny"

Desde que el teléfono móvil forma parte de nuestras vida lo tenemos hasta la sopa, no hay lugar que no vayamos sin el. Es imprescindible hasta cierto punto, porque a mi no se me ocurre por ejemplo estar en el trabajando atendiendo a un paciente y coger el móvil en ese momento por muy urgente que sea, ni cuando voy conduciendo o cogerlo mientras me sacan una muela..., ya os podéis hacer una idea.

El otro día fui hacerme una analítica, cuando la enfermera me pasa y comienza a preparar la jeringuilla le suena el móvil y la mujer ni corta ni perezosa se pone hablar, cuando le pareció cuelga y retoma lo que estaba haciendo, justamente el momento que se disponía a pincharme le vuelve a sonar el teléfono, lo volvió a coger y se pone hablar durante 15 minutos dándole exactamente igual de todo, que a parte de una servidora hubiese 30 personas esperando. Evidentemente con tanta distracción con el móvil no hizo su trabajo bien, ya que me tuvo que pinchar un par de veces porque decía que no me encontraba el pulso (igualmente yo estaba muerta en ese instante y no me había dado cuenta...)

En fin hay trabajos donde se requiere una atención especial por ejemplo en el sector sanitario lo cual se debería prohibir la utilización del móvil a sus trabajadores, ya que en sus manos no tienen unos cuantos folios sino vidas de seres humanos.

7 comentarios:

Sandra dijo...

A veces a eso se le llama falta de educación. El tema de los móviles es una jodienda, son necesarios, o al menos una necesidad que nos hemos creado nosotros mismos, pero tambien hay ciertos momentos en que esta de mas, como el que tu cuentas.

Besos.

Girl From Lebanon dijo...

Y a nosotros nos piden que lo apaguemos en la sala de espera...el otro dia fui al medico (en este caso, femina) y mientras le estaba contando lo que me pasaba, le suena el movil, y lo coge!!! me faltaron arrestos para recriminarselo, lo reconozco, pero es una falta de educación...

Bss!!!

Adolfo Payés dijo...

Eso es el colmo de los colmos con el celular.. demasiado diría..

Tiene que ver un limite. en esos casos no permitirles el celular en horas de trabajo..


Un placer leerte..


Un abrazo
Con mis
Saludos fraternos..

Marino Baler dijo...

Son cosas que no entiendo. Yo pocas veces suelo llevar el móvil en modo normal, casi siempre en vibrador. No es ya por el hecho de ponerme a hablar, o no, donde no debo, es simplemente por no pasar el bochorno de que suene y tener que ponerlo en silencio o tener que cortar la llamada.
De todas formas lo que te pasó no deja de ser más que un ejemplo de irresponsabilidad.

kpa dijo...

casi no me lo creo que te haya pasado eso , me dejas un poco pasmado, con la de veces que he estado yo en los hospitales , pero esto no me habia pasado.. ya se que no es para reirse , pero me creo todo ultimamente en los hospitales pasan cosas muy raras, pero muy raras..
besos

MAYTE dijo...

Y tu no le dijiste nada?? Por Dios con que persona tan irresponsable distes, hay trabajos como ese que al igual que nos obligan a nosotros a apagarlo, tienen la obligación de apagarlos ellos.

Besos.

Sunny dijo...

Es increíble la cara dura de algun@s. A mí me pasó algo parecido pero en una consulta médica, eso sí, me pidió disculpas...
De todos modos tiene razón GIRL FL, a nosotros nos mandan apagarlo...

Besinos