jueves, 26 de noviembre de 2009

Reflexión: Cambios

Cada vez tengo más claro que la vida es totalmente imprevisible y a veces hacer planes aunque sea a corto plazo puede ser un riesgo porque aunque vivimos en un mundo donde parece que toda nuestra vida está programada, que si me levanto a tal hora, que si entro al trabajo a no sé que hora, que si el gimnasio lo tengo a tal hora..., basta menos de un segundo para cualquiera de esas actividades que uno tiene pensado hacer sean interrumpidas. Pero a veces estamos preparados para ese cambio de vida tan "ordenado", yo creo que no..., muchísimas gente ante cualquier imprevisto en su vida diaria por ejemplo se cae y se hace un esguince, se le pincha el coche etc..., cualquiera de estas situaciones triviales puede ser para ellos un mundo y se agobian. Yo a veces me pregunto, muchas gente nos quejamos de que nuestra vida es muy monótona y que igualmente un cambio pues nos daría un aliciente a nuestra vida ¿pero en realidad estamos preparados para cualquier tipo de cambio?, ya sea bueno o malo, está claro que los cambios cuando son para mejor siempre somos más accesibles pero en esta vida hay que estar preparado para tanto para lo bueno y lo malo. ¿Porque nos cuesta tanto trabajo hacer frente a la adversidad?

P.D. Muchas gracias a todos por vuestros ánimos en estos días tan gripales que he pasado, estoy mejor, aunque sigo un poquitin jodida pero bueno espero que en los próximos días ya recuperarme del todo. El resto de la familia pues totalmente recuperada^^

6 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Espero con cariño que sigas mejorando y que estés el cien por cien de bien..

Como el articulo que nos entregas, salir adelante y prepararnos para esas caídas que nos descontrolan..

Es un agrado pasarme siempre por tu blog..

Un abrazo
Saludos fraternos..

kpa dijo...

me alegro mucho de que estés mejor tú y tu familia...
Es ciero lo que dices,a mí me pasa y supongo que a la mayoría de la gente le ocurrirá algo parecido;temenos miedo a los cambios,nos acomodamos en nuestra rutina y es díficil sacarnos de ella,cuándo vienen imprevistos,siempre te rompen los esquemas,queremos tener todo bajo control y a veces eso no puede ser..
Lo más imprevisible de todo es la salud..aunque parezca una tontería..
!Sigue recuperándote y muchos ánimos!

Sandra dijo...

A mi los cambios me suponen un trauma, solo con cambiar unas cortinas en casa, para mi es un mundo.

Soy mujer de costumbres y de rutinas, y no me gusta sair de ahi, lo que no quita, que a veces, en determinados momentos, se agradezca un cambio.

Me alegro q esteis todos mejor.

Besito.

MAYTE dijo...

Mi vida no es de rutina sino de cambios, cuando me levanto pienso, que pasara hoy, y cuando llevo días tranquila, me encuentro rara, como bien dices hay que estar preparada para todo.
Me alegro que te encuentres mejor.

Besos.

Marino Baler dijo...

¿Sabes? A mí no me gustan los cambios. Me gusta tener mi vida seguida por un patrón y que se altere lo más mínimo. Yo soy de la opinión que el que esté bien que no se mueva (o lo haga mínimamente).

Ya te queda menos de esa horrible gripe.

Un besset.

Rebeca dijo...

Hola Cateee!Me alegro de que estés mejor, pero ya sabes, prontito, perfecta eh?jaja. Los cambios, sí, es lo que tiene, que uno a lo bueno se acostumbra rápido, y es eso, que la mayoría de las veces, si hay cambios, son malos fijo, si lo sabré yo... En fin, es lo que tiene, somos unos inconformistas por naturaleza, cada uno mira lo suyo, lógicamente, y al final, lo jode. Me ha gustado mucho.Besos.