viernes, 6 de febrero de 2009

Soñando despierta

Soy una persona que suele soñar muchisimo despierta, imaginandome situaciones, historias... y últimamente me he puesto a pensar hasta que punto eso es bueno. Porque luego la realidad y la vida no se te presenta como estás soñando y te frustra. He decidido estar un poco más con los pies en la tierra e intentar vivir más el presente sin irme mucho por las nubes, pero mi mente puede más que yo y me termina arrastrando nuevamente al mundo de la imaginación... la verdad que a veces me cuesta, sobretodo porque me gusta soñar despierta, es como una especie de droga y despúes de toda una vida es complicado desengancharse...

Para todo esto tengo tres teorías:

1. Tengo una vida aburrida donde tengo que ocupar mi mente en algo, porque cierto es, que he tenido en mi vida periodos no tan aburridos y no me ha dado lugar a soñar tanto.

2. Que no estoy contenta con mi vida e imagino situaciones de como me gustaría vivirla.
(Esta segunda teoría tiene relación la primera)

3. O simplemente soy una soñadora innata...

Ahora que he iniciado este autoconocimiento a ver si averiguo porque sueño tanto despierta....

Cómo veréis mis entradas no son muy largas, como dije en la anterior no soy persona que me caracterize por enrrollarme y más si hablo de mi.

Agradecer la confianza de un nuevo seguidor; Tatito, bienvenido^^

4 comentarios:

mandawebos dijo...

Hoooooooooola! Pasaba por aquí aconsejado por un tal Sual, no sé si te sonará de algo, y era para darte la bienvenida. Pues eso, bienvenida!!!

Por cierto, yo me quedo con la opción 3.
;-)

elamantepolar dijo...

Yo mi capacidad de soñar la perdí a los 24 o 25 años...Cuando dejé de soñar me vino todo lo que hubiese deseado. No de la forma que uno se imaginaba pero qué importa si tengo todo lo que quiero, verdad?
Por eso, creo que los sueños son frustrantes. En el momento que aprendí a ser feliz con lo que tengo, dejé de soñar.
Dice el sabio Paul Auster en una de sus novelas:
"A medida que pasaba el tiempo, empecé a notar que las cosas buenas me sucedían solo cuando dejaba de desearlas. Si eso era cierto, entonces también era lo contrario: desear demasiado las cosas impedía que sucedieran"

SuaL dijo...

Uys veo que ya te dan la bienvenida por aqui :)

pues nada, habrá q hacerte más promocion xDDD

PD: yo tb me quedo con la 3

Sandra dijo...

Hola!! siguiendo indicaciones de Sualin, paso a saludarte que si le llevas la contraria se pone muy loco :P

A mi me gustan las entradas cortitas, asi esta genial

Bienvenida al blogomundo.